lunes, 24 de febrero de 2014

Inflación y salarios

España es un país donde la inflación ha sido muy elevada desde hace años. Parece que ahora empieza a disminuir.

En el gráfico se observa como la inflación española ha sido la más elevada de los países que sigue el Banco de España. Es interesante ver como en Japón los precios no han variado al menos desde 1996.

Francia y Alemania han tenido una inflación acumulada desde 1996 hasta 2013 de 132 y 131 respectivamente, mientras que en España esta cifra es de 154. Para el Reino Unido es de 143, para Italia es de 145 y para los Estados Unidos es de 147.


Veamos ahora como han evolucionado los salarios de las industrias manufactureras, según el INE (Instituto Nacional de Estadística) para los mismos países y con base 1996 = 100:

-         en España, con una inflación acumulada de 154, la ganancia por hora ha sido de 177
-         en Francia, con una inflación acumulada de 132, la ganancia por hora ha sido de 160
-         en Italia, con una inflación acumulada de 145, la ganancia por hora ha sido de 157
-         en el Reino Unido, con una inflación acumulada de 143, la ganancia por hora ha sido de 111
-         en Alemania, con una inflación acumulada de 131, la ganancia por hora ha sido de 140
-         en los Estados Unidos, con una inflación acumulada de 147, la ganancia por hora ha sido de 151
-         en el Japón, con una inflación acumulada de 100, la ganancia por hora ha sido de 99

Vemos que España ha tenido una ganancia por hora de 23 puntos por encima de la inflación, Francia de 28, Italia de 12, Alemania de 9, los Estados Unidos de 4, Japón ha tenido una pérdida de 1 punto y la pérdida del Reino Unido ha sido de 23 puntos.

España, si exceptuamos Japón, ha sido el único país donde las ganancias de 2013 han bajado.




martes, 18 de febrero de 2014

Los créditos bancarios siguen disminuyendo y la morosidad aumentando

Los depósitos bancarios a final del año 2013 han disminuido desde los 2.998 miles de millones a finales de 2012 hasta 2.065. Esta disminución viene de los depósitos del sistema crediticio, que habían aumentado notablemente en 2012 para compensar la disminución de los depósitos del resto del mundo. Los depósitos de los llamados “otros sectores residentes”, es decir de empresas no financieras y particulares, se ha mantenido relativamente constante.


 El crédito bancario a final del año 2013 ha sido de 1.927 miles de millones de euros, a comparar con los 2.230 de finales del 2012. La disminución ha sido de 203.000 millones, la mayor desde que empezó la crisis. Esta disminución ha sido en su mayor parte de los créditos a “otros sectores residentes”.


Los créditos dudosos han aumentado de 167 a 197 miles de millones desde finales del 2012 hasta finales del 2013. Estos créditos dudosos son créditos de “otros sectores financieros”. Con respecto a estos, al porcentaje de créditos dudosos ha pasado del 10,4 % a finales de 2012 a 13,6 % a finales de 2013.




 Difícilmente se puede decir que estamos saliendo de la crisis con estos datos.

viernes, 14 de febrero de 2014

La participación de la remuneración de los asalariados en el PIB

La participación de la remuneración de los asalariados en el PIB fue experimentando una caída durante los años del boom, lo que indica que los beneficios del la burbuja fueron más hacia el capital que hacia el trabajo. Al empezar la crisis, los salarios no se podían reducir de golpe, bajaron los beneficios empresariales y financieros, y, mientras el paro iba aumentando, pero todavía no llegaba a su máximo actual, el porcentaje de la remuneración de los asalariados aumentó, hasta llagar a su máximo en 2009. A partir de esta fecha, ha ido bajando año tras año.

Será muy interesante ver si, cuando la economía crezca, los beneficios del crecimiento van principalmente hacia el capital o hacia la remuneración del trabajo.

(Dato del año 2013 estimado. A confirmar cuando el INE publique los datos detallados del PIB del cuarto trimestre)



martes, 4 de febrero de 2014

Las remesas de los trabajadores

Durante la década de los 90 y hasta el año 2003, las remesas de los trabajadores españoles desde el extranjero fueron superiores a las de los emigrantes que trabajaban en España hacia sus respectivos países. A partir del año 2005 la situación se ha invertido, y las remesas de los trabajadores desde España al extranjero han superado a las del sentido contrario. El máximo desequilibrio se produje en el año 2007, en que los trabajadores españoles remitieron a España 5.311 millones de euros, mientras que las remesas desde España fueron de 7.948 millones, dejando un saldo negativo para España de 3.138 millones.

Desde entonces, las remesas hacia España se han mantenido, aumentando ligeramente, mientras que las remesas desde España han disminuido significativamente. De enero a setiembre del año 2013, los trabajadores españoles en el extranjero remitieron hacia España 4.661 millones, mientras que los emigrantes extranjeros en España remitieron hacia sus respectivos países 4.762 millones, dejando un saldo negativo de solo 102 millones de euros.


Los efectos de la crisis económica española son evidentes, tanto en la disminución de las remesas hacia el extranjero como en la del aumento de las remesas hacia España..

domingo, 2 de febrero de 2014

La balanza comercial del mes de noviembre

En el mes de noviembre España ha importado 21,1 miles de millones de euros en bienes y ha exportado 19,3 miles de millones. La balanza comercial ha sido deficitaria en 1,8 miles de millones.

Las importaciones de productos energéticos han sido de 4,4 miles de millones, mientras que las exportaciones han sido de 1,3 miles de millones, con un saldo deficitario de 3,1 miles de millones.

Las importaciones de productos no energéticos han sido de 16,7 miles de millones, mientras que las exportaciones han sido de 18,0 miles de millones, con un superávit de 1,3 miles de millones.

En los doce últimos meses (diciembre 2012 a noviembre 2013), las importaciones de bienes han sido de 249,1 miles de millones (58,0 correspondientes a productos energéticos y 191,1 a productos no energéticos), mientras que las exportaciones han sido de 233,7 miles de millones (16,0 correspondientes a productos energéticos y 217,7 a productos no energéticos). El saldo ha sido deficitario en 15,4 miles de millones (-42,0 correspondientes a productos energéticos y +26,6 a productos no energéticos).