miércoles, 23 de julio de 2014

Balanza comercial

La balanza comercial española se ha deteriorado en los últimos meses, debido, sobre todo, a que se han estancado las exportaciones y han aumentado las importaciones de bienes de consumo no energéticos.

Las exportaciones de los últimos 12 meses (junio 2013 a mayo 2014) han sido de 235,0 miles de millones, mientras que las importaciones han sido de 255,7, lo que hace un saldo negativo de 20,6 miles de millones de euros.

Durante los doce meses del año 2013 las exportaciones fueron de 234,2 miles de millones (prácticamente igual que ahora) y las importaciones fueron de 250,2 miles de millones. El saldo fue de -16,0 miles de millones, sensiblemente menos deficitario que el actual.

Este es uno de los problemas de una economía que empieza a crecer: se importa más, por lo que, si las exportaciones se estancan, aumenta el déficit comercial.




jueves, 3 de julio de 2014

La deuda externa de España

Después de varios trimestres a la baja, la deuda externa de España ha vuelto a crecer en el primer trimestre de este año (1.672 miles de millones de euros frente a 1.634 en el cuarto trimestre de 2013), aunque se mantiene inferior a la de hace un año (1.735 miles de millones).


Por sectores, el sector financiero sigue siendo el principal deudor, con 466 miles de millones, a los que hay que sumar los 227 de la autoridad monetaria (que son los préstamos a bajo interés del Banco Central Europeo a las entidades financieras españolas), lo que hace un total de 693 miles de millones, cifra en notable descenso frente a la del cuarto trimestre de 2008, que era de 885 miles de millones.

Las Administraciones Públicas aumentan su endeudamiento externo, que ha sido de 435 miles de millones, la cifra más alta de la serie histórica.

Las empresas y familias están al mismo nivel que el trimestre anterior, con una deuda externa de 372 miles de millones.


 En cuanto a la Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN), equivalente a la deuda externa neta, el endeudamiento neto sigue creciendo, ya que ha crecido, en el primer trimestre de este año, hasta los 1.021 miles de millones de euros (prácticamente el 100 % del PIB), frente a los 1.004 del trimestre anterior. Es este dato el que coloca a España, como ya hemos visto en otras entradas, en una posición enormemente frágil frente a cualquier desorden financiero que se produzca.  


martes, 1 de julio de 2014

Los créditos para adquisición de vivienda

Los créditos para adquisición de vivienda aumentaron de manera espectacular durante los años del boom, pasando de 275.000 millones de euros en el primer trimestre de 2004 a 607.000 millones cuatro años después, alcanzando un máximo de 632.000 millones en el cuarto trimestre de 2010. En el primer trimestre de este año alcanzan los 576.000 millones.


 Los créditos dudosos para la adquisición de vivienda han crecido durante estos últimos años, llegando a los 36.000 millones en el primer trimestre de este año, o sea, un 6,3 % del total. Lo preocupante es que este porcentaje de créditos dudosos sigue aumentando, ya que era del 4,2 % hace un año y del 3,1 % hace dos.

Ya hubo un aumento importante de los créditos dudosos durante el año 2009, pero al cabo de un año se estabilizaron, mientras que ahora llevamos tres años de aumento, lo que hace temer por la salud financiera de los bancos acreedores de este tipo de créditos.