miércoles, 30 de marzo de 2016

La falta de credibilidad de la economía española

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, manifestó el pasado día 10 de marzo en una conferencia en Fedea que “existe todavía un déficit de credibilidad en las finanzas públicas española” y agregó que, entre otras medidas, “necesitamos un plan presupuestario realista y creíble a medio plazo y hay que seguir avanzando en el reforzamiento del marco fiscal nacional”.

El mantenimiento de una prima de riesgo similar a la de Italia, cuando España tiene menos deuda, mayor margen de ingresos y una economía más dinámica, es un síntoma de esta falta de credibilidad, explicó el presidente de la AIReF.




Esta falta de credibilidad se debe tanto a razones del pasado como a las perspectivas sobre el futuro.

Respecto al peso del pasado, se refirió a la falta de credibilidad provocada por “la ausencia de un historial de superávits primarios suficientes para conseguir una deuda sostenible”, por un lado, y a “la dinámica expansiva de la Deuda Pública desde el inicio de la crisis, a pesar del esfuerzo realizado en el periodo 2009-2015 en un contexto económico muy difícil”.

Para converger con el límite máximo marcado por la UE (60% del PIB) es preciso alcanzar superávits primarios (alrededor del 2,5% del PIB) mejores de los observados históricamente porque de otra forma, se corre el riesgo de posponer sine die el logro de ese objetivo. Con un superávit primario (es decir, sin contar los intereses de la deuda) del 2,5 %, se alcanzaría este objetivo del 60 % del PIB en el año 2033. Y alcanzar estos superávits durante tantos años es prácticamente imposible.





En cuanto al futuro, basta con mirar el gasto de la Seguridad Social. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social era de 65,8 miles de millones de euros a finales del año 2011, y es actualmente de 32,5 miles de millones. Con un déficit anual de 15 a 20.000 millones de euros, dentro de un par de años se habrá agotado el fondo, y en el año 2019 habrá problemas para pagar las pensiones.

Mientras tanto, los políticos están a lo suyo y no dicen nada del futuro que nos espera ni de lo que piensan hacer para mejorarlo.

La evolución de la deuda pública española


La deuda pública española según el Protocolo del Déficit Excesivo (PDE) publicado por el Banco de España ronda el 100 % del PIB, cuando las recomendaciones de la Unión Europea son de un máximo del 60 %. Gracias al aumento del PIB a precios de mercado, este porcentaje se ha mantenido constante durante el año 2015, a pesar de un aumento de la deuda pública de 36,5 miles de millones de euros.

Para poder llegar a esta cifra haría falta que las cuentas públicas tuvieran un superávit durante muchos años, lo que, vista la serie histórica de déficits públicos, es prácticamente imposible.






sábado, 19 de marzo de 2016

Créditos bancarios


Los créditos bancarios a las OSR (otros sectores residentes) han experimentado un descenso a lo largo del año 2015: en enero de 2015 eran de 1.368 miles de millones de euros, y en enero de 2016 han bajado hasta los 1.318 miles de millones. El valor máximo fue en diciembre de 2008, con un total de 1,870 miles de millones.



Del total de los créditos de enero de 2016, un 51,4 %, lo que equivale a 678 miles de millones, corresponde a créditos hipotecarios. Estos créditos hipotecarios han ido disminuyendo desde su máximo de diciembre de 2008, fecha en la que alcanzaron los 1.065 miles de millones, un 56,9 % del total.




Los créditos morosos han ido disminuyendo a lo largo de 2015, pasando de 172 miles de millones en enero de 2015 (12,5 % del total) a 133 miles de millones (10,1 % del total)