lunes, 25 de septiembre de 2017

La financiación de los sectores no financieros

Según el Banco de España, en el mes de julio, la financiación de los sectores no financieros residentes en España ascendía a 2,746 billones de euros, frente a los 2,740 del mes de julio del 2016. La variación ha sido muy pequeña, + 0,02 %.

La financiación de los hogares ascendía en julio a 0,707 billones, y un año antes era de 0,720: en un año ha disminuido en un 1,8 %.

La financiación de las entidades no financieras ha pasado de 0,918 billones en julio del 2016 a 0,905 en julio de este año: una disminución del 1,4 %.

La financiación de las administraciones públicas ha sido de 1,134 billones en julio, frente a los 1,102 de julio del 2016: un aumento del 2,9 %.

En los últimos 12 meses la tendencia al desendeudamiento de los sectores privados ha continuado, como también lo ha hecho la tendencia al endeudamiento del sector público.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Las lecciones del aumento del paro del mes de agosto

El gobierno central nos machaca diciendo que sus políticas económicas están dando resultado, ya que el Producto Interior Bruto español crece de manera sostenida. Creció el 3,2% en 2016. Pero en el Banco de España, en su informe del año 2016, explica que buena parte de este crecimiento no se debe a las políticas del gobierno, sino a factores exteriores:

1 - La política monetaria del Banco Central Europeo contribuyó en un 1,7% al aumento del PIB español, ya que disminuyó la prima de riesgo.

2 - El tono más laxo de la política fiscal permitido por la Unión Europea en España contribuyó en un 0,8% al aumento del PIB.

3 - La bajada del precio del petróleo contribuyó en un 1,1% al aumento del PIB.

4 - En cambio, el crecimiento inferior al previsto de los mercados mundiales hizo que el PIB se resintiera en un 1,5% negativo.

En resumen, los factores exteriores contribuyeron con 1,7 + 0,8 + 1,1 a 1,5 = 2,2% del aumento del PIB español del 2016 que, recordemos, fue del 3, 2%. El día que estos factores exteriores se da la vuelta, y probablemente lo veremos más pronto que tarde, descubriremos que la economía española es un gigante con pies de barro.



Un primer aviso de la fragilidad económica española la hemos tenido el pasado mes de agosto. El paro subió en agosto en 46.400 personas, pero el dato más preocupante es el de la afiliación a la Seguridad Social, que disminuyó en 179.485 personas, lo que convierte a este en el peor agosto desde 2008. Si nos fijamos en la evolución de los datos diarios, veremos que el último día de agosto la afiliación disminuyó en 266.362 trabajadores, lo que da una idea de la precariedad y de temporalidad de los contratos.

La reforma laboral del gobierno del PP, tenía como objetivo último una devaluación salarial y una pérdida de derechos de los trabajadores. Con ello se pretendía aumentar la tasa de retorno del capital. La élite política y económica, con una formación académica y un bagaje intelectual en muchos casos inferior a la de sus empleados y electores, en vez de promover el talento, la innovación y el emprendimiento, decidió, hace mucho tiempo, otra cosa bien diferente para el futuro de nuestros hijos: los jóvenes españoles bien formados acabarían en el exilio, y el resto ocuparían puestos precarios, temporales, estacionales. Y lo están consiguiendo.

Si, como es probable, los factores exteriores que han impulsado la economía española se invierten, las élites querrán volver a practicar la misma política que han hecho estos últimos años: más devaluación salarial y más pérdidas de derechos de los trabajadores. Todo para mantener sus rentas.

¿Lo consentirán los trabajadores, sobre todo los más jóvenes?

miércoles, 16 de agosto de 2017

El estado del bienestar: gasto en protección social

Si comparamos el gasto en protección social de diversos países europeos del año 2014 (el último del que se tienen datos), según Eurostat, podemos ver que España tiene un estado del bienestar más bien raquítico.


La evolución del gasto en protección social en España se ha estancado (y aún disminuido) en los últimos 5 años, cosa que no ha sucedido en Francia, ni en Alemania, ni aún en Italia.



martes, 8 de agosto de 2017

Las crisis del petróleo


Mirando retrospectivamente los precios del petróleo, observamos que el año 1972 su precio estaba en 2,5 $/barril, y que en 1974 pasó a estar en 11,6. Fue la primera crisis del petróleo, que dio ligar a serios problemas en la economía mundial.

La segunda crisis del petróleo la encontramos en los años 1978 y 1980, donde el precio del petróleo pasó de 14 a 37 $/barril.


Si estas cifras las actualizamos para ponerlas en $ actuales, nos damos cuenta del impacto brutal que estos aumentos del precio del petróleo significaron en aquellos años. Solamente en el año 2008 y, posteriormente, del 2011 al 2014, los precios fueron similares a los de la segunda crisis del petróleo. Curiosamente, estos altos precios coinciden con otra crisis económica mundial, mayor que las de las dos crisis del petróleo.

Actualmente, debido a los precios relativamente bajos del petróleo, las empresas petrolíferas invierten muy poco en buscar nuevos yacimientos, mientras los yacimientos actualmente explotados han llegado a su madurez y están produciendo cada vez menos. Contrariamente a lo que muchos vaticinan (un largo período de precios bajos del petróleo), la Agencia Internacional de la Energía prevé escasez de petróleo hacia finales del próximo año, lo que generará un nuevo shock de precios. ¿Se prepara para entonces otra crisis económica mundial?

Fuente: BP Statistical Review of World Energy

lunes, 7 de agosto de 2017

¿De verdad se está creando empleo?

Acaba de salir la cifra del paro del mes de julio: 3,34 millones de personas paradas y 18,49 millones de afiliados a la Seguridad Social. Respecto al mes de julio del año pasado, el paro ha disminuido en 347.000 personas, y los afiliados a la Seguridad Social han aumentado en 684.000 personas. Si nos referimos al mes de julio de 2012. El paro ha disminuido en 1,28 millones de personas, y los afiliados a la Seguridad Social han aumentado en 1,61 millones. Estas cifras se corresponden a los datos del paro registrado.


Otra medida del paro es la Encuesta de Población Activa (EPA), hecha trimestralmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El paro registrado se elabora de acuerdo con unos criterios establecidos en un decreto de 1985 que excluye, entre otros, a los estudiantes que buscan trabajo, los parados que sólo aceptarían puestos de trabajo con una jornada semanal de más de 20 horas y más de tres meses de duración y los beneficiarios del subsidio agrario de Andalucía y Extremadura (111.776 al mes de marzo de 2017). En cambio, incluye los prejubilados que cobran prestación, un colectivo que en la EPA se considera inactivo.

El paro registrado, por lo tanto, es un recuento de los parados que se apuntan en los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas, las oficinas de Empleo. Este dato no ofrece información completa sobre los trabajadores que se quedan sin trabajo y deciden no apuntarse al paro. Tampoco recoge aquellos que se incorporan por primera vez al mercado de trabajo, por ejemplo al terminar los estudios, y se dedican a buscar trabajo sin pasar antes por las oficinas del antiguo INEM.

La EPA, en cambio, no es un registro, es una encuesta, que ofrece las respuestas subjetivas de los entrevistados.

De una manera sistemática, la cifra de parados dada por la EPA es superior a la del paro registrado. La cifra más aproximada a la realidad es la cifra de la EPA.

Según la EPA, ¿qué es un ocupado? Es una persona de 16 o más años que, durante la semana de referencia ha estado trabajando al menos una hora, a cambio de una retribución en dinero o en especie.

Y, siempre según la EPA, ¿quién es un parado? Es persona de 16 o más años que durante la semana de referencia ha estado sin trabajo, disponible para trabajar y buscando activamente empleo. Se dice que una persona está activamente buscando trabajo si está en contacto con oficinas de reclutamiento, envía CV a empleadores, hace entrevistas de trabajo o responde a ofertas de empleo. Si no está en ninguna de estas situaciones en la semana de referencia, y no está ocupado, entonces es catalogado como un inactivo.

A la vista de estas definiciones, decir que en un trimestre hay más o menos parados, ocupados o inactivos, dependerá del riguroso que se sea en clasificar los resultados de la encuesta trimestral. En resumen, que los datos son bastante fáciles de manipular. Pongamos un ejemplo: una persona que está en paro, que busca activamente un empleo, pero que justamente los días anteriores a la encuesta no ha buscado porque se encontraba mal, o tenía que cuidar a un familiar que se había puesto enfermo, no se considerará una persona parada, sino una persona inactiva.

En la tabla siguiente vemos los principales resultados de la EPA del segundo trimestre de este año y del segundo trimestre de 2016. Observaremos que la suma de los ocupados y los parados nos da los activos, y que la suma de los activos y los inactivos nos da la población de más de 16 años.


Podemos ver que:

·         En un año la población de los de más de 16 años ha aumentado en 123.600 personas.

·         Los inactivos han subido en 271.500 personas.

·         Durante el último año los activos se han reducido en 148.100 personas.

·         Las personas ocupadas han aumentado en 512.300.

·         Las personas en paro han disminuido en 660.400 personas durante el último año.

No parece demasiado lógico que, en 1 año, la población de más de 16 años haya aumentado en 123.600 personas, mientras que la de los activos haya disminuido en 148.100 y la de los parados haya disminuido en 660.400.

Esto podría tener un poco de sentido en periodos de decrecimiento del PIB, sin embargo, en 2016 y 2017 con subidas del 3% del PIB, no parece demasiado coherente. ¿Cuál es la razón? Quizás no se ha creado tanto trabajo como dicen.

Si miramos las horas semanales trabajadas por los ocupados encontramos que en el segundo trimestre del 2017 se han trabajado 613,9 millones de horas por semana, mientras que en el segundo trimestre de 2016 se trabajaron 620,1 millones de horas por semana. Por tanto, en realidad, se ha reducido el trabajo durante el último año.

Nos encontramos con la paradoja de que la ocupación ha aumentado en 512.300 personas mientras que las horas trabajadas semanalmente han disminuido en 6,2 millones. La única explicación es que se está destruyendo empleo a tiempo completo y se está sustituyendo por empleo a tiempo parcial, con menos horas computadas. Computadas, pero quizás no reales ya, que como es público y notorio, muchas horas de los que trabajan a tiempo parcial (y algunas de los que trabajas a tiempo completo) no se pagan y, por tanto, no se computan.

Como conclusión, podemos decir que este es el modelo que se está implantando el gobierno del PP, sustituir puestos de trabajo dignos para ocupaciones indignas sin crear valor añadido ni mejorar el modelo productivo en la economía.

Si miramos un poco más allá cabe preguntarse si es posible crecer al 3% y destruir empleo. Esto ya tiene menos explicación, salvo que alguna de las cifras del INE no sea correcta. ¿La del PIB tal vez? ¿La de la EPA?

Como sucede a menudo, cuando intentamos comprender cosas que parecen sencillas a primera vista, nos damos cuenta de su complejidad. Por si acaso, no hay que poner la mano en el fuego sobre la creación de empleo de la que tanto presume el gobierno.

domingo, 18 de junio de 2017

La evolución del PIB

En el cuarto trimestre del año 2016 el PIB a precios de mercado, con base 2010, alcanzó los 282,8 miles de millones de euros, sobrepasando por primera vez el máximo anterior, del segundo trimestre del 2008, en que fue de 280.5 miles de millones. En el primer trimestre de este año 2017, ha alcanzado el valor de 285,3 miles de millones.


Es decir, durante casi nueve años, el crecimiento del PIB ha sido nulo. Lo que se llama una década perdida.

Entre los años 1995 y 2008, el crecimiento anual del PIB era del 6 al 8 %. A partir del primer trimestre del 2015, este crecimiento se ha estabilizado en un 3 %.


miércoles, 7 de junio de 2017

El gasto público en educación

El ministerio de Educación ha publicado los datos provisionales del gasto público de educación del año 2015. Estos gastos han sido de 46,6 miles de millones de euros, en aumento respecto del año 2014 (+ 4,0%), pero muy inferior a los de los años 2009 a 2011.


Por lo que respecta al gasto en porcentaje del PIB, se ha pasado del 4,32% de 2014 al 4,34% en 2015, un aumento del 0,5%, muy lejos del promedio de los años 2008 a 2011 (4,8%)


Es decir, que en el año 2015 se ha seguido racaneando en educación. Este aparente ahorro costará muy caro.

miércoles, 24 de mayo de 2017

La Deuda Pública española

La Deuda Pública española sigue creciendo. Según los datos del Banco de España, a finales de marzo de este año era de 1.129 miles de millones de euros, es decir, 22.000 millones más que en diciembre del año 2016.

En los años 2015 y 2016, la Deuda Pública creció 32.000 millones cada año. Por tanto, de seguir el ritmo actual, este año 2017 la deuda crecerá bastante más que lo que lo hizo en los últimos años.


martes, 25 de abril de 2017

La Deuda Externa Neta y la Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN)

La Deuda Externa Neta de España representaba, a finales del 2016, un 89 % del PIB, mientras que la Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN), a la misma fecha, era negativa, el -86 % del PIB. La Deuda Externa Neta ha pasado del 97 % del PIB en el año 2014 al 89 % del 2016, y la PIIN del -98 % en el 2014 al -86 % en el 2016. En términos absolutos, la PIIN era de 1.011 miles de millones a finales del 2014 y ha bajado a 954 a finales del 2016.


Comparando con otros países de nuestro entorno, la PIIN española a finales del año 2016 solo está superada por las de Grecia, Portugal e Irlanda, mientras que la Deuda Externa Neta española solo se ve superada por las de Grecia y Portugal.



Nota 1 - La Deuda Externa Neta de un país mide las obligaciones de pago tanto del sector público como del sector privado de un determinado país frente al exterior, una vez deducidos los derechos de cobro asimismo poseídos frente al resto del mundo.

Nota 2 - La Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN) es la diferencia entre las inversiones de un país en el exterior (activos) y las inversiones procedentes del exterior (pasivos). Si el saldo es negativo, prácticamente equivale a la Deuda Externa Neta de un país, salvo excepciones.

Nota 3 - Irlanda tiene una PIIN muy negativa, mientras que su Deuda Externa Neta tiene un claro superávit, lo que parece una contradicción. En este país, la mayor parte de los pasivos externos no está vinculada a actividades y capital nacionales, sino más bien a activos externos. Por ejemplo, en gran parte de los pasivos externos irlandeses predominan los fondos de inversión residentes en Irlanda, pero cuyos activos proceden de otros países. Según la clasificación de la balanza de pagos, el balance de los fondos de inversión está compuesto por los pasivos en capital, a los que corresponden los activos de deuda en cartera, lo que se traduce en una posición de capital muy negativa junto a una posición de deuda negociable muy positiva.

domingo, 26 de marzo de 2017

La evolución del IBEX-35

El selectivo IBEX-35 ha alcanzado de nuevo los 10.000 puntos, lo que ha desencadenado una inyección de optimismo entre los inversores y el gobierno.

Esta es la evolución del selectivo desde el año 2000. A la vista de esta evolución, no parece que tanto optimismo esté muy fundamentado, comparándolo, no ya con los años del boom, sino simplemente con los años 2014 y 2015.




Los precios de la vivienda

Una de las medidas más conocidas del precio de la vivienda es el índice IMIE, de Tinsa, que mensualmente valora el precio de la vivienda en distintos mercados, tomando como base el año 2001.




En diciembre del año 2016, el índice general estaba en 1.342, un 1,7 % más que un año antes, y prácticamente igual al índice del mes de diciembre del año 2015. Es decir, hay un ligero repunte de los precios, fundamentalmente en las grandes ciudades y en las islas.

En los distintos mercados, la evolución del índice del mes de diciembre ha sido la siguiente:




martes, 7 de marzo de 2017

La deuda pública española

La deuda pública española sigue subiendo. A final del año 2016, la deuda según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE) ha alcanzado un valor de 1.106 miles de millones de euros, 32,44 miles de millones más que en diciembre del 2015, un aumento del 3,0 %.

Como el PIB del año 2016 ha sido de 1.113,85 miles de millones de euros, la deuda pública según el PDE representa el 99,3 del PIB.


Sin embargo, ésta no es la deuda pública total española. La deuda pública total la calcula el Banco de España bajo el título de Pasivos en circulación.

El concepto de ’Deuda elaborada según el PDE’ se diferencia del concepto de ’Pasivos en circulación’ en que no incluye los pasivos de las AAPP en poder de otras AAPP ni los créditos comerciales y otras cuentas pendientes de pago. Además, en cuanto a los métodos de valoración, los valores representativos de deuda se computan por su valor nominal en la deuda elaborada según el PDE.

La deuda según los pasivos en circulación ha alcanzado, a finales del 2016, el valor de 1.549 miles de millones de euros, lo que representa el 139 % del PIB.




sábado, 25 de febrero de 2017

El comercio exterior de España

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha publicado los datos provisionales del comercio exterior de España del año 2016.


Las importaciones han descendido ligeramente respecto del año 2015, quedando en 273.300 millones de euros.

Las exportaciones han aumentado respecto del año anterior, situándose en 254.500 millones de euros.

El saldo sigue siendo negativo, con un valor de 18.800 millones de euros. De este saldo, 16.200 millones corresponden a productos energéticos.


Las importaciones de productos energéticos han bajado, desde el año 2012, en que alcanzaron su máximo, con 62.200 millones, a los 29.600 millones en el año 2016. Este descenso refleja, fundamentalmente, el descenso del precio del crudo. En efecto, el barril de Brent costaba 111,6 $ en el año 2012, y ha costado 43,5 $ en el 2016. Lo que indica la debilidad de la economía española frente al precio del crudo.



sábado, 21 de enero de 2017

Los gastos sanitarios en Europa

Los últimos datos de Eurostat, correspondientes al año 2014, sobre los gastos sanitarios de los diversos países europeos muestran que España es uno de los países que menos recursos dedican a la sanidad, como se puede ver en los gráficos siguientes, que no necesitan más comentarios.




La presión fiscal

Considerando la presión fiscal como la define Eurostat, es decir, como el total de ingresos procedentes de impuestos y contribuciones sociales (incluidas las contribuciones sociales imputadas) después de la deducción de los importes que es improbable que se recauden, esta presión fiscal así definida representa un 89 % del total de los ingresos del estado en el promedio de la Unión Europea. En España, en el año 2015, este porcentaje ha sido del 89,6 %


La presión fiscal en España fue de 372,2 miles de millones de euros en el año 2015, todavía lejos del máximo alcanzado en el año 2007, pero en aumento sobre el período 2008-2014.


En porcentaje del PIB, la presión fiscal en España ha sido, en el año 2015, de las menores de los países de nuestro entorno. España, con un 34,6 %, solo tiene por detrás a Suiza e Irlanda.


Entre Francia, Italia, Alemania y España, España es el país donde la presión fiscal bajó más a consecuencia de la crisis económica, y es el único país donde, hasta el año 2015, no se ha alcanzado todavía el porcentaje del PIB de antes de la crisis.

Con una presión fiscal menos que la de los demás países europeos comparables el nuestro, es difícil poder tener unas prestaciones del mismo nivel que las de los demás.